Tener un gato durante el embarazo: ¡cuidado con la toxoplasmosis!

¿Estás esperando un bebé y también tienes un gato como compañero de vida? Si es así, es posible que hayas oído hablar de la toxoplasmosis y de cómo puede afectar a tu embarazo. La toxoplasmosis es una enfermedad causada por un parásito que se encuentra en las heces de los gatos, entre otros lugares. Pero no te preocupes, en este artículo te brindaremos toda la información necesaria para que puedas tener un gato durante el embarazo sin riesgos. ¡Sigue leyendo para descubrir cómo protegerte a ti y a tu bebé del peligro de la toxoplasmosis!

Es bien sabido que tener gatos cerca durante el embarazo puede ser peligroso. ¿Por qué las mujeres embarazadas deberían evitar los gatos? Debido a una enfermedad, la toxoplasmosis, que los gatos pueden transmitir y que puede ser peligrosa para el embarazo o el feto.

¿Qué es la toxoplasmosis? ¿Cómo lo contraen los gatos y cómo lo transmiten? ¿Cómo puede ser peligrosa esta enfermedad? Debemos Sepárate de tu gata si quedas embarazada ? Hoy el equipo de Chatsmoureux trabaja sobre la toxoplasmosis, esa auténtica plaga que sufren las mujeres embarazadas que aman a los gatos.

¿Qué es la toxoplasmosis?

La toxoplasmosis es una enfermedad parasitaria. Tenemos que agradecerle a un pequeño parásito. Toxoplasma gondii, que eligió gatos domésticos y otros gatos como huéspedes definitivos. Si la toxoplasmosis no es contagiosa de persona a persona porque el parásito se reproduce sólo en el cuerpo de su huésped definitivo, el contacto estrecho con un gato afectado supone un riesgo de transmisión de la enfermedad.

Aunque esta enfermedad generalmente es inofensiva para hombres y mujeres, representa un riesgo importante durante el embarazo o en personas inmunocomprometidas. De hecho, la toxoplasmosis puede ser peligrosa para el feto porque el parásito que causa la enfermedad puede atravesar la barrera placentaria y, por lo tanto, puede dañar. el feto.

¿Cuáles son los riesgos para el bebé en caso de toxoplasmosis?

El primer peligro si una mujer embarazada contrae toxoplasmosis es que el embarazo no llegue a término. De hecho, los abortos espontáneos son bastante comunes en mujeres embarazadas que desarrollan toxoplasmosis. Esto es porque Colonización del saco placentario. por Toxoplasma gondii y por la formación de quistes llenos de parásitos inactivos.

A veces una mujer embarazada que tiene toxoplasmosis puede llevar su embarazo a término. Sin embargo, es probable que el recién nacido sufra grave problema de salud. ¿Cuáles son los riesgos para el bebé si la madre tiene toxoplasmosis?

  • Aumento del volumen del hígado y del bazo.
  • Daño neurológico, convulsiones.
  • Ictericia o ictericia, que puede ser mortal
  • Infección ocular grave

Estos diferentes síntomas pueden presentarse en formas más o menos graves. Entonces, si la contaminación ocurre al final del embarazo, los riesgos tienden a disminuir. Pero a veces las consecuencias de esta enfermedad conducirán a esto. la muerte del bebe. La toxoplasmosis es, por tanto, una enfermedad muy grave cuando afecta a un niño.

Tener un gato durante el embarazo: ¡cuidado con la toxoplasmosis!

Toxoplasmosis: ¿cuáles son los síntomas?

Lo perjudicial de la toxoplasmosis es que en la gran mayoría de los casos progresa por completo asintomático en humanos, en mujeres e incluso en mujeres embarazadas. De hecho, el 80% de los casos son indetectables sin análisis médico. Por tanto, es un temor diario para las mujeres que atraviesan el embarazo.

Sin embargo, todavía hay un 20% de los afectados que padecen una forma sintomática con diversas afecciones características. Los síntomas de la toxoplasmosis en estos pacientes son por tanto:

  • Una temperatura cercana a los 38°C
  • Ganglios linfáticos inflamados en el cuello.
  • Músculos adoloridos
  • Articulaciones dolorosas
  • fatiga
  • erupción
  • Dolor de cabeza

Aunque la toxoplasmosis generalmente no es muy peligrosa, se recomienda que las mujeres embarazadas y las personas inmunodeprimidas busquen atención médica si se presentan estos síntomas.

¿Cómo se contrae la toxoplasmosis?

Como ya se ha mencionado, los gatos desempeñan un papel central en la transmisión del parásito responsable de la toxoplasmosis. Sin embargo, no es necesariamente el contacto con el gato lo que le expone a la enfermedad. Además, los gatos no son los únicos que corren el riesgo de infectarse de toxoplasmosis.

¿Cómo se contrae la toxoplasmosis?

  • Al comer carne o pescado poco cocido.

De hecho, es probable que otros animales también estén infectados por el parásito. Esto permite tragar quistes subcutáneos llenos de parásitos inactivos. Si la carne no está bien cocida, los parásitos seguirán vivos y contaminarán al nuevo huésped.

  • Al comer frutas y verduras sin lavar.

Los gatos entierran sus heces. Por tanto, la Tierra es un lugar donde el parásito responsable de la toxoplasmosis está muy presente. Por lo tanto, es probable que una fruta o verdura terrosa albergue Toxoplasma gondii.

En general, es recomendable evitar el contacto con la tierra durante el embarazo. Usar guantes y lavarse bien las manos después de cada trabajo de jardinería son reflejos que debes incorporar si no quieres renunciar a esta actividad.

  • Cuando cambias la caja de arena de tu gato

Por supuesto, aquí es donde existe el mayor riesgo, porque en el caso de la toxoplasmosis se pueden encontrar heces contaminadas en la caja de arena.

  • En contacto con tu gato mascota

Al parecer, un gato infectado también es portador de algunos parásitos. En este caso, incluso acariciar a su mascota durante el embarazo podría resultar riesgoso.

¿Se puede tener un gato durante el embarazo?

Si eres consciente de los riesgos de la toxoplasmosis, quizás te preguntes si tiene sentido tener un gato en casa durante el embarazo. Esta es una pregunta válida y que muchas mujeres elegirán. confía en tu animal durante estos 9 meses a una persona de confianza o a una protectora de animales.

Pero adaptar el entorno, los hábitos y los pequeños cambios de comportamiento también pueden protegerte de esta enfermedad. A continuación se ofrecen algunos consejos:

  • Mantén a tu gato en casa.

Los gatos contraen toxoplasmosis al rascar el suelo al aire libre. Por lo tanto, los gatos de interior casi no tienen riesgo de infectarse o transmitir la toxoplasmosis.

  • No te acerques a la caja de arena

Dale la tarea a tu cónyuge. Cambia la caja de arena de tu gato (¡Debe haber aspectos positivos!). También puedes optar por una caja de arena automática.

¡Un hábito muy importante que debe ser un reflejo!

  • Lávate las manos con frecuencia

¡Este es probablemente el consejo más importante! La mayoría de las veces contraemos toxoplasmosis debido a una mala higiene de manos !

  • Evite la carne y el pescado crudos.
  • Lava tus frutas y verduras con cuidado.
  • Trate a su gato contra los parásitos internos

Toxoplasmosis: una enfermedad que requiere precaución

Como hemos visto aquí, la toxoplasmosis es una enfermedad que puede resultar especialmente dañina para el feto. Por lo tanto, si estás embarazada y tienes un gato en casa, debes tener especial cuidado. Sin embargo, en general, basta con hacer ajustes en el estilo de vida y algunas precauciones diarias. Proteger a las mujeres embarazadas Toxoplasmosis, ¡incluso si tienes gato!

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded






Tener un gato durante el embarazo: ¡cuidado con la toxoplasmosis!

Tener un gato durante el embarazo: ¡cuidado con la toxoplasmosis!

Si estás embarazada y tienes un gato, es importante tomar algunas precauciones para evitar el riesgo de contraer toxoplasmosis, una enfermedad causada por el parásito Toxoplasma gondii. Aunque la mayoría de los gatos domésticos no son portadores de toxoplasmosis, es mejor mantenerse informada y tomar las medidas adecuadas para proteger tu salud y la de tu bebé.

¿Qué es la toxoplasmosis?

La toxoplasmosis es una enfermedad causada por el parásito Toxoplasma gondii. Este parásito puede encontrarse en las heces de gatos infectados y en carne cruda o mal cocida. Además, la toxoplasmosis también puede transmitirse a través del contacto con objetos contaminados, como bandejas de arena sucias.

En la mayoría de los casos, la toxoplasmosis no causa síntomas graves. Sin embargo, durante el embarazo, puede representar un riesgo para el feto. Por esta razón, es fundamental tomar precauciones adicionales si estás embarazada y tienes un gato.

¿Cómo puedo evitar la toxoplasmosis?

A continuación, te presentamos algunas medidas que puedes tomar para reducir el riesgo de contraer toxoplasmosis durante el embarazo:

  1. Evita el contacto con las heces de gato: si es posible, pide a alguien más que limpie la caja de arena de tu gato. Si no tienes otra opción, utiliza guantes desechables y lávate bien las manos después de realizar esta tarea.
  2. Cocina bien la carne: asegúrate de cocinar completamente la carne, especialmente carnes rojas y de caza. Esto ayudará a matar cualquier parásito presente en la carne cruda o mal cocida.
  3. Lava las frutas y verduras: antes de consumir frutas y verduras crudas, lávalas cuidadosamente para eliminar cualquier posible contaminación.
  4. Evita el contacto con animales infectados: si tienes otros animales en casa, como roedores o pájaros, evita el contacto directo con ellos, ya que también pueden transmitir toxoplasmosis.

Recuerda que estas medidas son precauciones adicionales y no significan que debas deshacerte de tu gato. Siempre es recomendable consultar a tu médico para obtener más información y asesoramiento personalizado durante el embarazo.

Conclusión

Tener un gato durante el embarazo no implica necesariamente un riesgo de contraer toxoplasmosis, pero es importante tomar algunas precauciones adicionales para proteger tu salud y la de tu bebé. Evita el contacto directo con las heces de gato, cocina bien la carne, lava las frutas y verduras, y evita el contacto con otros animales infectados. Consulta a tu médico si tienes alguna preocupación específica sobre la toxoplasmosis durante el embarazo.


Deja un comentario