Sofá, papel pintado, muebles… mi gato araña por todos lados, ¿qué debo hacer?

¿Eres dueño de un gato que no puede resistirse a afilar sus garras en tus muebles, sofá o papel pintado? Si es así, no estás solo. Muchos propietarios de gatos se enfrentan a este problema, pero no te preocupes, ¡tenemos la solución para ti! En este artículo, descubrirás algunas estrategias efectivas para evitar que tu gato arruine tus preciados objetos con sus garras. Desde juguetes divertidos hasta rascadores irresistibles, ¡descubre cómo mantener a tu gato y tus muebles felices en perfecta armonía!

Sofá, papel pintado, muebles… mi gato araña por todos lados, ¿qué debo hacer?

TIENE¡aprendió! Mi gato tiene ojos puestos en mi nuevo sofá, ¿qué debo hacer? A menudo nos hacen esta pregunta, a veces acompañada de un atisbo de desesperación. Pero, ¿por qué un gato se rasca las garras? ¿Y por qué elegir tu nueva cortina cuando su árbol para gatos o su rascador están justo en el medio de la sala de estar? ¡En este artículo encontrarás respuestas a todas tus preguntas, así como soluciones que te ayudarán a deshacerte de este mal hábito!

Hacer tus garras es una comportamiento natural para un gato! Esto es inicialmente para este propósito. comunicar : exponiéndose visualmente a las personas que patrullan la zona y distribuyendo feromonas a través de las glándulas cercanas a sus almohadillas. Dependiendo de la situación, un gato puede utilizar el rascado para imponerse entre sus compañeros, reclamar un lugar para dormir o dejar un mensaje.

También es una operación que asegura el bienestar : Rascar permite a tu gato desahogarse, liberar ciertas tensiones y relajarse.

Finalmente, a través de esto, tu animal mantiene sus garras a diario: Los saca y los retrae para que funcionen con normalidad todos los pequeños músculos y articulaciones que no siempre se utilizan, y los lima, eliminando todo el exceso de cuerno que va surgiendo a medida que crecen.

¿Cómo elige tu gato los lugares para rascarse?

Sin duda, todavía queda mucho por descubrir para responder plenamente a esta pregunta, pero aún se conocen algunos hechos:

Los scratch son a menudo un medio de comunicación: por eso se colocan inteligentemente en las zonas de paso o en zonas especialmente transitadas para que sean visibles para todos. Por este motivo, tu gato puede arañar sus garras en tu sofá, en medio de tu salón o en la pared de tu pasillo.

Los rascadores suelen ocupar un espacio valioso para nuestros amigos felinos: una zona alta para dormir, una caja para esconderse, etc.

Las rayas atraen a nuestros amigos felinos, por lo que los artículos que las contienen son un objetivo principal.

La textura también es importante: también se prefieren superficies tipo tela, alfombras o materiales como el sisal.

Al fin y al cabo, a los gatos les gusta estirarse al rascarse: por eso, el rascador debe permitir este gesto.

¿Por qué mi gato está destrozando mi sofá?

Parte de las respuestas las puedes encontrar en el párrafo anterior: Sin duda está ubicado en una zona estratégica para tu gato y además le ofrece una textura agradable además de quizás un puesto para dormir o de observación de tu elección con el respaldo, por ejemplo… En De hecho, ¡el sofá es el lugar ideal para expresar tu talento!

Sofá, papel pintado, muebles… mi gato araña por todos lados, ¿qué debo hacer?Sofá, papel pintado, muebles… mi gato araña por todos lados, ¿qué debo hacer?Otro motivo es la necesidad que le ha surgido de marcar su territorio y reclamar un espacio. Esto sucede a menudo cuando otro gato o animal acaba de llegar a la casa o se ha alterado la orientación de su gato, por ejemplo, al mover muebles.

También es posible que este marcaje se deba a una falta de adiestramiento: algunos gatitos que no han aprendido este gesto imitando a su madre pueden rascar de forma un tanto anárquica por toda la casa para llamar su atención o poner a prueba a su dueño.

Mi gato está arañando mis muebles. ¿Qué puedo hacer para que pare?

En primer lugar, como hemos visto, rascarse es una necesidad natural de tu gato. Si se trata de un gato de interior, debes ofrecerle una alternativa a tus muebles, a tu tapiz o a tus cortinas, proporcionándole, por ejemplo, un rascador o una estera rascadora.

Si tu gato tiene acceso a un jardín y aún tiene tendencia a dejar troncos de árboles para destrozar su interior, es recomendable identificar todos los lugares con rastros de arañazos para saber por qué tu querida bola de pelos se expresa allí. Así que si tu mascota demanda un lugar para dormir o un puesto de observación, puedes intentar recrear ese lugar que le interesa con uno árbol de rascarPor ejemplo.

Sofá, papel pintado, muebles… mi gato araña por todos lados, ¿qué debo hacer?Sofá, papel pintado, muebles… mi gato araña por todos lados, ¿qué debo hacer?

Con una o más plataformas suspendidas colocadas juiciosamente cerca de una ventana o en un rincón de una habitación concurrida, atraerá a su gato y le proporcionará rascadores adaptados a su base. Económico y elegante, ¡podría convertirse en tu compañero ideal!

Para evitar que su gato arañe sus muebles y utilice en su lugar su nuevo rascador, se recomienda limpiar las superficies rayadas de sus muebles con agua tibia y jabón. Esto ayuda a eliminar las feromonas territoriales que los gatos dejan cuando se rascan, lo que ayuda a deshacerse de este mal hábito. Además, es recomendable colocar el rascador cerca de la zona arañada para incentivar a tu gato a utilizarlo.

Mi gato tiene un rascador pero no lo usa

Desde pequeño, un gatito aprende a rascarse sus garras en un lugar concreto imitando a su madre cada día. Luego aprende a comunicarse o a utilizar un rascador. Si su gato de interior creció afuera cuando era gatito, es posible que busque superficies similares a los postes para rascar que usa en el exterior. Entonces puedes ofrecerle un rascador que parezca más “natural”, por ejemplo hecho de ramas o troncos de árboles.

Sin embargo, es completamente posible entrenar a tu gato, especialmente si es joven, llevándolo directamente al rascador y colocando sus garras directamente sobre él para mostrarle el gesto esperado.

Sin embargo, si tu gato tiene la costumbre de rascarse siempre en el mismo lugar, a veces puede resultar complicado conseguir que se mueva. Por lo tanto, le recomendamos que lo haga. disuadirlo, utilizando un repelente para gatos o aplicando unas gotas de aceite esencial de limoncillo o de cítricos: esto debería mantenerlo alejado y animarle a utilizar sus afiladas garras en otros lugares. Si eres especialmente testarudo, puedes cubrir la superficie rayada con plástico o papel de aluminio: ¡el ruido y la sensación desagradable en las garras deberían disuadirlos!

Finalmente, si comienza a rascar los muebles después de un acontecimiento inusual como la llegada de un amigo o un cambio en la distribución de la habitación, es porque tu gato está angustiado y está expresando su disgusto. Entonces puedes probarlo Reduce tus niveles de estréscon Feliway Optimum, Classic o Friends, la elección del producto depende de la causa del miedo.

La salud de tu gato es muy valiosa, pero te puede costar muy cara

Vacunación, control, accidente o enfermedad: las estadísticas muestran que los franceses gastan entre 150 y 200 euros al año en los gastos veterinarios de su gato. Esto es sólo un promedio, ya que la calificación puede aumentar rápidamente si hay un problema grave. No es raro que una operación cueste más de 1.000 euros, por ejemplo. Afortunadamente, existen pólizas de seguro que pueden reembolsar estos costos de atención médica.

¡Gato por ejemplo! ©2019-2023 – Todos los derechos reservados.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Sofá, papel pintado, muebles… mi gato araña por todos lados, ¿qué debo hacer?

Tener un gato en casa puede ser una experiencia maravillosa, pero también puede ser desafiante cuando nuestro querido felino decide utilizar muebles, sofás o papel pintado como su rascador personal. Aunque este comportamiento es natural para los gatos, no es ideal para la decoración de nuestro hogar. ¿Qué podemos hacer al respecto? Aquí tienes algunas respuestas a preguntas frecuentes sobre cómo prevenir que tu gato arañe tus muebles.

¿Por qué los gatos arañan muebles y otros objetos?

Los gatos tienen la necesidad de afilar sus garras, estirar su cuerpo y dejar su marca territorial. El arañado también les permite desprenderse de las capas muertas de sus garras. Además, los gatos tienen unas glándulas odoríferas en sus patas que dejan un olor característico, lo cual sirve para marcar su territorio.

¿Cómo puedo prevenir que mi gato arañe los muebles?

Existen diversas estrategias que puedes implementar para evitar que tu gato arañe tus muebles favoritos:

  1. Proporciona un rascador adecuado: Asegúrate de que tu gato tenga acceso a un rascador de buena calidad, con diferentes texturas y alturas. Así podrán afilarse las uñas y estirar su cuerpo de manera segura.
  2. Coloca atrayentes en el rascador: Utiliza catnip, hierba gatera o aerosoles atrayentes específicos para gatos en el rascador. Estos olores estimularán a tu gato a utilizar el rascador en lugar de los muebles.
  3. Protege tus muebles: Utiliza cubiertas protectoras o protectores de muebles para evitar que tu gato pueda arañarlos directamente. También puedes colocar cintas adhesivas de doble cara sobre las superficies que deseas proteger, ya que a los gatos no les agrada la sensación pegajosa.
  4. Felicitaciones y recompensas: Cada vez que veas a tu gato utilizando el rascador en lugar de los muebles, felicítalo y ofrécele una recompensa, como una golosina o caricias. Esto refuerza el comportamiento deseado.
  5. Cortar las uñas regularmente: Un recorte regular de las uñas de tu gato puede ayudar a disminuir el daño que puedan causar al rascar. Pide consejo a tu veterinario sobre la forma correcta de hacerlo.

¿Hay alguna manera de desalentar a mi gato de arañar los muebles?

Además de las estrategias mencionadas anteriormente, también puedes:

  • Distraer a tu gato: Ofrece juguetes interactivos y enriquecimiento ambiental para mantener a tu gato distraído y ocupado. Un gato con suficiente estímulo mental y físico es menos propenso a arañar los muebles.
  • Evitar castigos físicos: Nunca grites, golpees o castigues físicamente a tu gato por arañar los muebles. Solo lograrás asustar a tu amigo felino y dañar la relación de confianza que tienes con él.
  • Pulverizadores disuasorios: Existen productos en el mercado que emiten un rocío de olor desagradable para los gatos. Puedes utilizarlos como medida adicional para disuadir a tu gato de acercarse a los muebles que deseas proteger.

Recuerda que cada gato es único, y es posible que encuentres la combinación perfecta de métodos para prevenir que tu gato arañe tus muebles. Si el problema persiste o empeora, es recomendable consultar a un veterinario o a un especialista en comportamiento felino.

Para obtener más información sobre el rascado y el comportamiento felino, puedes visitar los siguientes enlaces:

Deja un comentario