¿Por qué mi gato ya no come?

Los gatos son conocidos por su apetito voraz y su amor por la comida, por lo que puede ser alarmante cuando dejan de comer de repente. Si estás preocupado porque tu gato ya no muestra interés por su comida, no estás solo. En este artículo, exploraremos las posibles razones por las cuales tu gato ha perdido el apetito y qué puedes hacer al respecto. ¡Descubre cómo cuidar de tu felino y asegurarte de que vuelva a disfrutar de sus comidas en poco tiempo!

Tu gato se resiste a comer o ya no come nada y, como ocurre con todos los problemas, hay una solución. Varias razones pueden ser responsables de la falta de comida de tu gato. Si esto persiste durante más de dos días, se recomienda encarecidamente que lo revise su veterinario. La falta de comida se explica por molestias en la vida cotidiana del gato, que normalmente se solucionan fácilmente, ya que los gatos son quisquillosos con la comida. Sin embargo, si el periodo dura mucho tiempo y se repite varias veces hay que tomarlo muy en serio porque se trata de anorexia en gatos y por tanto de un problema de salud.

Al igual que ocurre con los humanos, cuando los animales no pueden obtener su energía de su ingesta calórica diaria (principalmente proteínas y lípidos), deben generar esta energía a partir de sus propias reservas de grasas y proteínas. , lo que finalmente se traduce en pérdida de peso en el gato y síntomas de fatiga (aún más peligrosos en los gatitos).

Si su gato ha alcanzado el peso ideal, la pérdida de peso puede ser peligrosa, especialmente si se produce rápidamente. Especialmente si sufre vómitos, pérdida de peso, que puede provocar anorexia, pero también lipidosis hepática, una enfermedad potencialmente mortal. Por supuesto, puede que este no sea el caso de tu gato, pero debes tener en cuenta todos los riesgos para solucionar este problema y, sobre todo, no dudes en presentar a tu animal a la clínica veterinaria. Pero antes de decirte qué hacer, es interesante saber qué provoca que tu gato deje de comer.

¿Por qué mi gato se niega a comer?

Si un gato se niega a comer o no tiene apetito, algo anda mal, y si algo anda mal, la causa puede ser médica o ambiental. Para hacer esto, debes prestar atención a tu comportamiento. Si tu gato se niega a tocar su cuenco, puede deberse a diversos motivos.

Causas médicas

No entres en pánico, simplemente analiza el comportamiento de tu gato y habla con tu veterinario si notas alguno de estos problemas. A continuación te detallamos las causas médicas que pueden provocar este tipo de enfermedades y pérdida de apetito:

  • Dolor de muelas, que se caracteriza por la presencia de sarro, una lesión en una raíz o inflamación de las encías y provoca dolor cuando el gato come;
  • La presencia de bolas de pelo en el estómago o el tracto digestivo;
  • Una infección respiratoria, también llamada resfriado común, que provoca dificultad para respirar en los gatos;
  • Una vacuna reciente que provoca regularmente pérdida de apetito en los gatos, pero que generalmente desaparece en 48 horas;
  • En gatos viejos, la artrosis puede ser una de las causas, ya que provoca dolores en las articulaciones que les hacen sufrir cuando se inclinan hacia el cuenco;
  • Si el gato no está alimentado puede deberse a ciertas enfermedades renales, que también son más comunes en gatos mayores. Pueden provocar vómitos y náuseas, pero sólo tu veterinario puede diagnosticar esta enfermedad en función de la salud de tu gato;
  • Al igual que las enfermedades renales, también pueden ser plausibles casos graves de enfermedades gastrointestinales como pancreatitis, parásitos, cáncer, colitis, infecciones gastrointestinales o incluso partes de juguetes que se encuentran en el estómago, pero sólo pueden ser detectados por un veterinario (así que no se lo digas). ). están en un estado de estrés). ¡Quizás no bebe lo suficiente!

¿Por qué mi gato ya no come?

Causas ambientales

Cuando se descartan todas las causas médicas, las causas ambientales permanecen, lo que le brinda tranquilidad. A un gato le gusta seguir una rutina, mantener la misma dieta y por tanto comer los mismos alimentos secos y piensos, tener sus propios horarios para comer o incluso acostumbrarse a una arena que le funcione mejor. A tu mascota no le gustan los cambios, le gusta mantener el mismo comportamiento en su hogar y este puede ser por tanto uno de los síntomas de su enfermedad. Aquí están las causas ambientales de su comportamiento:

  • La primera y más común causa es la calidad de la comida. De hecho, la comida seca, la comida seca, debe ser apetecible para tu gato. Pero eso no es todo: las croquetas de alta calidad, si contienen una cantidad suficiente de carne con un alto contenido en proteínas y, entre otras cosas, no contienen cereales, ofrecen un atractivo muy especial y buena salud. Mejor a largo plazo en comparación con los alimentos secos baratos del supermercado;
  • Siguiendo con el tema de la alimentación: un cambio en la dieta puede ser la causa del comportamiento del gato. Es posible que tu gato no digiera bien este alimento seco o simplemente no le guste;

  • Tragar un objeto pequeño, un juguete o incluso un alimento envenenado puede bloquear su sistema digestivo y lesionarlo;
  • ¿Has pensado alguna vez que tu gato puede ser alérgico al material del que están hechos sus cuencos o que simplemente no los tolera? De hecho, un animal puede incluso ser alérgico o no gustarle su cuenco porque recibe descargas eléctricas del material, o porque no le gusta el olor, o porque está demasiado sucio para su sabor. ;

¿Por qué mi gato ya no come?
  • ¿Quizás te mudaste, remodelaste tu casa, adoptaste una mascota o incluso la perdiste? Un caso así puede provocar depresión, estrés o ansiedad en un gato y provocar pérdida de apetito;
  • Volviendo a su plato, ¿has cambiado de ubicación? Si es así, intenta volver a colocarlo en su lugar habitual para ver si quiere volver a comer. Un recipiente colocado demasiado cerca de la caja de arena también puede disuadirle de tocar la comida.

¿Qué puedo hacer para que mi gato vuelva a comer?

Para estimular el apetito de su gato, tenemos algunos valiosos consejos para usted. Si esto no ayuda, debes consultar inmediatamente a tu veterinario:

  • Si su problema alimentario se debe a una enfermedad dental, te recomendamos cambiar su alimentación y dieta en general para adaptarla mejor a él. Considere hacer la transición de manera muy gradual.
  • Al calentar la comida (muy ligeramente), puedes resaltar sus sabores y tener más probabilidades de atraer a tu mascota;
  • Ofrécele porciones más pequeñas para que se mantengan frescas y trate de picar. Un dispensador automático de alimentos secos contribuye en gran medida a mantener frescos los alimentos secos, especialmente cuando no está.
  • Si tienes varias mascotas (especialmente perros), asegúrate de que cada una tenga su propio plato y no estén una al lado de la otra. Lo ideal es que tampoco los dejes comer al mismo tiempo;
  • Puedes intentar espolvorear su comida con levadura de cerveza, lo que le dará un sabor inusual que podrá disfrutar. Si no tienes, prueba pequeños trozos de queso emmental, algo de atún enlatado, sardinas, mantequilla, etc.). No pruebes todos los productos;
  • Quédate con él, anímalo, apóyalo y habla con él. Aliméntalo con la mano, especialmente si tu gato es mayor. Intenta hacer de este momento un momento de compartir en el que le prestes atención para reducir el estrés.
  • Mantenga sus viejos hábitos y rutina diaria. De lo contrario, haz cambios mínimos y prueba con tu gato para ver qué funciona mejor para él. Intenta entretenerlo jugando con él.

Nuestros consejos se han agotado, esperamos haberte ayudado a recuperar el apetito. Si esto aún no sucede, haz que tu mascota consulte a su veterinario. Se trata de tu salud. Independientemente de si los síntomas te parecen mínimos o no, un tratamiento adecuado solucionará todos tus problemas.

Lea también: ¿Por qué mi gato lo muerde todo?

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




¿Por qué mi gato ya no come? – Preguntas frecuentes

¿Por qué mi gato ya no come?

Los gatos son animales conocidos por su apetito voraz y su amor por la comida. Sin embargo, si tu gato ha dejado de comer, esto puede ser motivo de preocupación para los dueños de mascotas. Hay varias razones por las cuales un gato puede perder el interés en la comida. A continuación, responderemos algunas preguntas frecuentes para ayudarte a entender las posibles causas y qué hacer al respecto.

1. ¿Es normal que un gato deje de comer?

Sí, puede suceder ocasionalmente que un gato pierda el apetito durante uno o dos días debido a factores como el cambio de ambiente, estrés, cambios en la dieta o enfermedades menores. Sin embargo, si tu gato se niega a comer durante varios días seguidos, es importante buscar ayuda veterinaria para descartar un problema de salud subyacente.

2. ¿Cuáles podrían ser las causas de la falta de apetito de mi gato?

La falta de apetito en los gatos puede tener varias causas, como:

  1. Enfermedad: Muchas enfermedades pueden afectar el apetito de tu gato, como infecciones, enfermedades dentales, problemas gastrointestinales o enfermedades crónicas.
  2. Estrés: Los gatos son criaturas de hábitos y pueden experimentar estrés debido a cambios en su entorno, como la llegada de un nuevo miembro de la familia, mudanzas o cambios en la rutina diaria.
  3. Problemas dentales: Dolor en la boca o problemas dentales pueden hacer que tu gato evite comer. Revisa si muestra señales de dolor al masticar o si tiene dientes en mal estado.
  4. Cambio de dieta: Un cambio repentino en la comida de tu gato puede afectar su apetito. Introduce nuevos alimentos gradualmente y asegúrate de que sean adecuados para su salud.
  5. Medicamentos o tratamientos médicos: Algunos medicamentos pueden afectar el apetito de tu gato, especialmente si se están recuperando de una cirugía o están bajo tratamiento para una enfermedad.

3. ¿Qué debo hacer si mi gato ha dejado de comer?

Si tu gato ha perdido el apetito, es importante observar su comportamiento y estado general. Si sospechas que hay una razón médica detrás de su falta de apetito o si muestra signos de malestar, debes llevarlo al veterinario de inmediato. El veterinario podrá realizar un examen exhaustivo y determinar la causa subyacente.

Si no hay evidencia de un problema de salud grave, puedes intentar:

  1. Ofrecerle alimentos húmedos y apetitosos: Los alimentos húmedos pueden resultar más tentadores para un gato que ha perdido el apetito. Prueba diferentes sabores y texturas para encontrar algo que le guste.
  2. Estimular su apetito: Puede ser útil calentar suavemente la comida para liberar aromas que puedan despertar su interés.
  3. Proporcionar un ambiente tranquilo: Elimina el estrés y mantén la rutina diaria de tu gato estable para ayudarlo a recuperar su apetito.
  4. Consulta con el veterinario sobre opciones de suplementos nutricionales si tu gato no está comiendo lo suficiente. Estos pueden ser útiles para mantener una nutrición adecuada durante períodos de pérdida de apetito.

Recuerda, es fundamental estar atento a cualquier cambio en el apetito de tu gato y actuar rápidamente si persiste la falta de apetito o aparecen otros síntomas preocupantes.

Siempre consulta a tu veterinario para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Fuentes:


Deja un comentario