Limpieza: ¿cómo entrenar a un gatito para que vaya a la caja de arena?

¿Recién has adoptado un lindo gatito y estás emocionado por tenerlo en casa? ¡Felicidades! Los gatitos son adorables y llenan nuestros hogares de alegría. Sin embargo, es importante enseñarles los hábitos de limpieza adecuados, especialmente cuando se trata de usar la caja de arena. En este artículo, aprenderás algunos consejos y técnicas simples para entrenar a tu pequeño amigo felino a utilizar correctamente la caja de arena. ¡Prepárate para decir adiós a los desastres de limpieza y disfrutar de un hogar limpio y ordenado junto a tu gatito!

Limpieza: ¿cómo entrenar a un gatito para que vaya a la caja de arena?

lLos gatos son conocidos por su limpieza y utilizar la caja de arena no suele ser un problema. Sin embargo, nuestros amigos felinos también son conocidos por ser de mal humor y en ocasiones es necesario seguir ciertas buenas prácticas para conseguir un resultado.

Durante las primeras seis semanas de vida, los gatitos aprenden a acicalarse a través del contacto con su madre, observando e imitando su comportamiento. Por supuesto, si usa una caja de arena, sus bebés aprenderán a hacer lo mismo antes de ser adoptados en un nuevo hogar.

Sin embargo, si un gatito creció al aire libre o fue separado de su madre demasiado pronto, es posible que no esté familiarizado con el uso de una caja de arena. En este caso deberá dejarse guiar por su nuevo amo.

¿Cómo se entrena a un gatito para que vaya a la caja de arena?

Durante unos días, haz un esfuerzo por meter a tu gatito en la caja de arena cada vez que se despierte, termine de comer o salga de una sesión de juego.

Si notas que está a punto de hacer sus necesidades fuera de la caja de arena (por ejemplo, si empieza a olfatear o rascarse en un rincón), llévalo a su caja de arena inmediatamente.

Después de colocar la caja de arena, puedes intentar rascarla un poco para mostrarle al gatito qué hacer. Luego aléjate con calma y dale un poco de privacidad. Los gatos prefieren que no los molesten mientras hacen sus necesidades.

Sobre todo, no obligues a tu pequeño compañero a quedarse en su jaula si no quiere; no debe asociar este lugar con una experiencia negativa. Por otro lado, cuando haga sus necesidades en él, recuerda premiarlo con una caricia o un premio. Con el tiempo, tu gatito desarrollará el reflejo de ir solo a la caja de arena.

La importancia de elegir tu diploma de escuela secundaria

Limpieza: ¿cómo entrenar a un gatito para que vaya a la caja de arena?Limpieza: ¿cómo entrenar a un gatito para que vaya a la caja de arena?

Cuando tu gatito llega a casa, es posible que aún no haya adquirido todas sus habilidades motoras. Por eso, es importante conseguirle una caja de arena adecuada con una entrada baja para que pueda llegar fácilmente.

La caja de arena también debe ser lo suficientemente grande como para que su mascota pueda darse la vuelta en ella y realizar sus necesidades en varios lugares.

No utilice un inodoro cubierto (inodoro) durante el entrenamiento para ir al baño, ya que algunos animales lo encuentran intimidante y puede dificultar el proceso. Una vez que su gato se acostumbre a hacer sus necesidades en la caja de arena, la transición a un baño es posible. La ventaja de estas cajas de arena cerradas es que limitan la propagación de malos olores en la casa y, al mismo tiempo, permanecen bien ventiladas gracias al filtro de carbón activado.

Algunas camadas pueden dificultar el aprendizaje para ir al baño

El tipo de sustrato que elijas puede tener un gran impacto en el entrenamiento de tu mascota para ir al baño. Los gatos generalmente prefieren la textura de la arena vegetal a la de los gránulos minerales, que son menos suaves para las patas. Si aún eliges arena mineral, evita la arena de arcilla, muy polvorienta y agresiva para las vías respiratorias, y opta por la arena de sílice, que tiene la ventaja añadida de ser muy absorbente. Tenga en cuenta también que se debe evitar la arena perfumada, ya que los gatos, cuyo sentido del olfato es 40 veces más agudo que el nuestro, se molestan fácilmente con los olores que desprenden este tipo de productos y pueden provocar un desastre.

Una vez que hayas elegido la mejor arena para gatos posible, evita cambiarla porque a nuestras encantadoras bolas de pelo no les gusta que les molesten sus hábitos.

Ubicación, ubicación, ubicación

Se debe prestar especial atención a la ubicación de la caja para gatos. No lo coloque al lado del comedor o del dormitorio. Los malos olores podrían molestarle al comer, beber o dormir y provocar suciedad.

Lo ideal es que la caja de arena esté en un lugar tranquilo pero accesible (por ejemplo, el baño, siempre que dejes la puerta abierta o instales una gatera). Evite espacios reducidos (debajo de muebles o en un armario) y lugares con mucho tránsito. Además, evite lugares cerca de corrientes de aire, un horno, un aire acondicionado o un electrodoméstico ruidoso.

Enseñar a un gatito a ir al baño a veces requiere paciencia

La mayoría de los gatitos aprenden a hacer sus necesidades en la caja de arena con bastante rapidez. Sin embargo, a algunos les puede llevar un poco más de tiempo, así que trate de tener paciencia. ¡Roma no se construyó en un día!

Tenga en cuenta que es normal que se produzcan “accidentes” durante el aprendizaje para ir al baño. Si esto le sucede a tu gatito, simplemente limpia lo que ensucia (sin que lo vea para que no lo vea como un juego) y enséñale la caja de arena. No cometas el error de regañarlo (por ejemplo, señalarle su estupidez) o castigarlo. De todos modos, no podrá entender el problema y esto sólo asociará la caja de arena con cosas negativas, lo que le desanimará aún más a utilizarla.

Y lo más importante, no olvides mantener limpia la caja de arena, de lo contrario podría mostrarse reacio a utilizarla. Como último recurso, siempre puedes intentar agregar un poco de lejía en el fondo del recipiente. Los gatos se sienten muy atraídos por su olor, lo que puede aumentar la probabilidad de que visiten su caja de arena.

La salud de tu gato es muy valiosa, pero te puede costar muy cara

Vacunación, control, accidente o enfermedad: las estadísticas muestran que los franceses gastan entre 150 y 200 euros al año en los gastos veterinarios de su gato. Esto es sólo un promedio, ya que la calificación puede aumentar rápidamente si hay un problema grave. No es raro que una operación cueste más de 1.000 euros, por ejemplo. Afortunadamente, existen pólizas de seguro que pueden reembolsar estos costos de atención médica.

¡Gato por ejemplo! ©2019-2023 – Todos los derechos reservados.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Limpieza: ¿Cómo entrenar a un gatito para que vaya a la caja de arena?

Limpieza: ¿Cómo entrenar a un gatito para que vaya a la caja de arena?

Cuando adoptamos un gatito, es importante enseñarle a usar la caja de arena para mantener limpia nuestra casa y proteger la salud del felino. A continuación, responderemos algunas preguntas frecuentes sobre cómo entrenar a un gatito para que utilice la caja de arena.

1. ¿A qué edad puedo comenzar a entrenar a mi gatito para usar la caja de arena?

Es recomendable comenzar el entrenamiento de la caja de arena tan pronto como traigas a tu gatito a casa. Por lo general, los gatitos están listos para aprender a usar la caja de arena a partir de las 4 semanas de edad.

2. ¿Qué tipo de caja de arena debo usar?

Es importante elegir una caja de arena adecuada para tu gatito. Debe ser lo suficientemente grande para que pueda moverse y darse la vuelta cómodamente. Además, asegúrate de que los lados sean lo suficientemente bajos para que el gatito pueda entrar y salir fácilmente.

3. ¿Dónde debo ubicar la caja de arena?

La ubicación de la caja de arena es crucial para el entrenamiento de tu gatito. Coloca la caja en un lugar tranquilo y de fácil acceso, lejos de su comida y agua. El gato debe poder encontrarla fácilmente sin tener que vagar por toda la casa.

4. ¿Cómo debo enseñar a mi gatito a usar la caja de arena?

Para enseñar a tu gatito a usar la caja de arena, sigue estos pasos:

  1. Coloca suavemente al gatito en la caja de arena después de que haya comido, despertado o jugado.
  2. Manténlo en la caja de arena durante unos minutos y elógialo cuando realice sus necesidades allí.
  3. Repite este proceso varias veces al día.
  4. Si encuentras que tu gatito está a punto de hacer sus necesidades en otro lugar de la casa, llévalo rápidamente a la caja de arena.
  5. Evita regañar o castigar a tu gatito si tiene accidentes fuera de la caja de arena. En cambio, refuerza positivamente su buen comportamiento.

5. ¿Cómo puedo prevenir accidentes fuera de la caja de arena?

Es normal que los gatitos tengan algunos accidentes mientras aprenden a usar la caja de arena. Para prevenirlos, asegúrate de mantener la caja de arena limpia, ya que a los gatos no les gusta usar una caja sucia. Además, observa señales de que tu gatito necesita ir al baño, como maullidos o comportamiento inquieto, y llévalo rápidamente a la caja de arena.

Recuerda que la paciencia y la consistencia son clave al entrenar a tu gatito para que use la caja de arena. Si sigues estos consejos, es probable que tu gatito aprenda rápidamente y disfrute de una vida limpia y saludable.

Referencias:


Deja un comentario