Gato de interior: cómo hacerlo feliz

Si eres amante de los gatos y has decidido tener uno en tu hogar, es importante asegurarte de que tu pequeño felino sea feliz en su entorno interior. Aunque los gatos son criaturas independientes por naturaleza, también necesitan estímulos y comodidades para llevar una vida plena y saludable. En este artículo te mostraremos algunos consejos clave para hacer feliz a tu gato de interior y garantizar que disfrute al máximo de su vida en el interior de tu hogar. ¡Descubre cómo convertir tu hogar en un paraíso felino para tu amigo peludo!

Gato de interior: cómo hacerlo feliz

IParece difícil imaginar que un gato doméstico pueda ser tan feliz como un animal que deambula por el campo a su antojo. Y, sin embargo, muchos de nosotros los adoptamos en la ciudad. Apreciamos su discreta presencia en nuestros hogares así como su independencia, que en última instancia se adapta bien a nuestro agitado estilo de vida. Sin embargo, a veces nos sentimos culpables por tener a ese gato con nosotros. Pero ten por seguro que muchos gatos se adaptan muy bien a este estilo de vida, siempre y cuando hagamos el esfuerzo de adaptar nuestro alojamiento a su presencia.

Si bien es cierto que a nuestros amigos bigotudos les gusta cazar al aire libre, también pueden adaptarse fácilmente a la vida urbana lejos del aire libre. Para mantener feliz a un gato de interior, sólo es necesario tomar ciertas precauciones y seguir algunas reglas que comentaremos a continuación. Pero seamos claros: no todos los gatos están diseñados para vivir en un apartamento. Existe una gran posibilidad de que un gato adulto que haya vivido parcialmente al aire libre tenga grandes dificultades para adaptarse a la vida confinado. Incluso algunos gatos jóvenes muy enérgicos adoptados en la calle cuando eran gatitos tendrán dificultades si no se les ofrece una salida.

Gato de interior: cómo hacerlo felizGato de interior: cómo hacerlo feliz

Resumen

Gato de interior: cómo hacerlo feliz

Resumen

Algunos gatos se adaptan mejor a la vida en un apartamento que otros

Si vives en un apartamento y quieres adoptar un gato, es importante elegir bien a tu futuro compañero para que esta experiencia sea fácil para ambos.

Debido a su naturaleza tranquila, ciertas razas de gatos se adaptan fácilmente a vivir en interiores.

En primer lugar, tenga en cuenta que determinadas razas se aclimatan más fácilmente debido a su temperamento más relajado. Este es el caso, por ejemplo, del Ragdoll, el gato persa, el británico de pelo corto o el Maine Coon. ¡Otras razas como el Bengala o el Chartreux, en cambio, son muy activas y disfrutan de sus excursiones! Los llamados gatos europeos, creados mediante cruces, tienen temperamentos muy diferentes: algunos son muy hogareños, mientras que otros sólo pueden vivir al aire libre. Por ello te aconsejamos que conozcas previamente el carácter del gato que te interesa para comprobar si se adapta a tu estilo de vida.

Si decides criar un gato, no dudes en conocer al criador por primera vez antes de la adopción: así sabrás en qué entorno crecerán los gatitos y comprenderás el carácter de los padres y la seriedad del hogar. Recuerda también informar al criador sobre las futuras condiciones de vida del gato que deseas adoptar. Contrariamente a la creencia popular, los gatos de pura raza suelen mantenerse en el interior y los criadores generalmente no tienen aversión a este estilo de vida. Ellos te ayudarán a elegir el gato de tu camada que mejor se ajuste a tus expectativas.

También es posible la adopción en un refugio de animales o en clubes. También aquí los voluntarios podrán presentarle a los gatos que mejor se adaptan a la vida en un apartamento. Sin embargo, desaconsejamos encarecidamente la adopción por parte de particulares. La selección del gatito es generalmente aleatoria y en el momento de la adopción hay muchas sorpresas… Si este tipo de adopción es posible para un futuro gato doméstico con acceso al exterior, es mucho más delicado para un gato doméstico que adjunto a su apartamento y debe acostumbrarse a su presencia sin beneficiarse de un escape.

Ya sea joven o adulto, lo más importante es adoptar un gato que esté acostumbrado a vivir dentro de casa.

Si es mejor adoptar un gatito o un gato adulto para vivir en un apartamento, debes saber que ambas cosas son totalmente posibles. La elección depende de sus preferencias personales. Un gatito pasa por un año de intensa exploración y pruebas antes de expresar plenamente su carácter final. Dependiendo de tu rutina diaria, puede resultar complicado gestionar esta fase en la que necesitas paz o calma. El gato adulto ya ha establecido su carácter: así sabes con un poco de antelación qué esperar y seguro que causará menos travesuras. También será un poco menos flexible y también puede tardar más en adaptarse al hogar y a los miembros de la familia. Ya sea joven, adulto o mayor, debes preferir un gato que ya esté acostumbrado a vivir en casa: este es el parámetro más importante a tener en cuenta.

Tengo un gato en un apartamento. ¿Cómo puedo saber si ella es feliz?

¡Un gato doméstico feliz es un animal que continúa su vida felina! Le encanta saltar, jugar, mirar, comer… Si notas que se asusta, se aísla, se esconde más de lo habitual, podría ser señal de estrés. La suciedad también puede indicar un estado de ansiedad. Puede ocurrir después de un evento traumático para tu gato de interior o, por el contrario, desarrollarse gradualmente si la situación es perjudicial para él. Los comportamientos repetitivos y antinaturales (gato persiguiéndose la cola, persiguiendo a la gente, etc.) también deberían alertarte.

Si su gato de interior muestra algunos de estos signos, debería pedirle que cambie su entorno de vida. Debe comprobar la distribución de su apartamento y asegurarse de que haya suficiente actividad para su mascota.

Para hacer feliz a un gato de interior, ¡son necesarios pequeños ajustes!

Más que el tamaño de su alojamiento, es la distribución de su alojamiento lo que determina el bienestar de su acompañante. Espacio, diversidad, respeto por las ideas de territorio y el ritmo de vida de nuestro amigo peludo: son parámetros que influyen en su percepción del confort diario.

Respetar su ritmo y la disposición de su territorio.

Los gatos no tienen el mismo ritmo que los humanos: duermen parte del día y muestran picos de actividad por la tarde y temprano en la mañana. Puede ser interesante organizar la casa de manera que respete esta divergencia de ritmos, ofreciendo lugares tranquilos para dormir, no perturbados por las propias actividades durante el día y protegidos de las corrientes de aire. Si tu gato ha elegido uno o varios lugares para descansar solo, piensa en hacerlos más cómodos, por ejemplo colocando allí una pequeña manta suave. Y cuando tu gato se acueste en estas “camas tranquilas”, debes respetar su paz y no molestarlo.

Las zonas de descanso, comida y desechos deben ser tranquilas y bien separadas para evitar mezclar olores.

Asimismo, a un gato le gusta comer en paz. Por tanto, elige un lugar alejado del ruido y del tráfico. Además, nuestro pequeño cazador también es una presa. Por eso le gusta inspeccionar el entorno cuando se alimenta, de lo contrario se siente en peligro. Así que no pongas su cuenco en un rincón donde no podría cuidarlo.

Por último, hay que prestar especial atención a la ubicación de la caja de arena. Debe ser de fácil acceso para tu gato en todo momento, pero también ofrecerle una seguridad real. ¡No más cajas de arena en el pasillo! El paso conlleva el riesgo de que su animal se estrese. Y no olvidemos que el sentido del olfato de un gato está 40 veces más desarrollado que el de los humanos. Por lo tanto, no coloque su jaula cerca de su cuenco o de sus lugares para dormir. El olor podría molestarlo y causarle impureza. Recuerda también limpiar la caja de arena con mucha regularidad y eliminar restos de orina y heces.

Crea un espacio tridimensional para tu gato de interior

En la naturaleza, un gato pasa gran parte de su tiempo explorando, trepando a los árboles, escondiéndose, observando… En un apartamento, esta necesidad rara vez se satisface: ¡tu amigo está literalmente dando vueltas en círculos! Sin embargo, algunos consejos pueden ayudarle a superar esta limitación.

La primera es crear múltiples “pasarelas” para su acompañante, idealmente en un entorno tridimensional. En última instancia, el espacio en el suelo no importa porque no tiene que mantener las patas en el suelo. Por el contrario, cuando los gatos de interior están en lo alto, pueden satisfacer sus necesidades felinas: pueden vigilar su entorno y sentirse seguros.

Gato de interior: cómo hacerlo felizGato de interior: cómo hacerlo feliz

Así que deléitalo instalando puestos de observación en lo alto y cerca de las ventanas (para que también pueda observar lo que sucede fuera del apartamento). Si eres astuto, puedes colocar plataformas en la pared para acomodar a tu observador. Lo ideal es disponerlo en diferentes niveles para que pueda pasar de uno a otro. Desde un simple estante hasta la escalera para subir (ver Gato de interior: cómo hacerlo felizGato de interior: cómo hacerlo feliz)Puedes dejar volar tu creatividad para crear un ambiente estimulante para tu gato de interior.

Si no puedes crear estas disposiciones, puedes dejar que tu gato o gatito se suba a los alféizares de las ventanas, se suba a un aparador o a las estanterías… Todos los muebles de la casa pueden servir para crear estas pasarelas. También puedes instalar accesorios como: Hamaca que se fija a una ventana (ver más abajo). Gato de interior: cómo hacerlo felizGato de interior: cómo hacerlo feliz) o uno Cama para colgar encima de un radiador (ver más abajo). Gato de interior: cómo hacerlo felizGato de interior: cómo hacerlo feliz).

Gato de interior: cómo hacerlo felizGato de interior: cómo hacerlo feliz
Gato de interior: cómo hacerlo felizGato de interior: cómo hacerlo feliz

En caso contrario, puedes optar por la sencillez y optar por el tradicional árbol para gatos, aunque esta solución se puede combinar con las disposiciones mencionadas anteriormente. Un poste rascador generalmente tiene plataformas altas para escalar, un «escondite» como refugio y postes para que el animal se rasque las garras.

A la hora de elegir un rascador que le guste a tu adorable bola de pelo, recuerda que el escondite esté elevado y no en la base del árbol: un gato se siente mucho más seguro en las alturas que en el suelo.

Gato de interior: cómo hacerlo felizGato de interior: cómo hacerlo feliz

Y como el animal trepará y saltará por el árbol, es importante que no se vuelque bajo su peso. EL Postes rascadores Vesper (ver en Gato de interior: cómo hacerlo felizGato de interior: cómo hacerlo feliz) Por ejemplo, gracias a su base ancha y pesada, son muy estables y además especialmente estéticos.

Por último, si tienes un balcón, puedes protegerlo con mosquiteras, por ejemplo, ¡convirtiéndote en un nuevo espacio privilegiado!

Combate el aburrimiento añadiendo variedad a tu entorno

Además de los diferentes pasillos que crees, puedes proporcionarle otras actividades a tu gato de interior. Las plantas de interior no son en absoluto incompatibles con nuestros amigos felinos, pero son, por ejemplo, una gran fuente de distracción siempre que no sean venenosas al comerlas. De hecho, sirven a la vez de material para esconderse y de base para rascarse, y resultan fascinantes cuando se está en movimiento, de paso o en una corriente de aire. Si te preocupa que algunas de tus plantas puedan ser frágiles, ¡también puedes hacer un pequeño recipiente con hierba gatera! Su acompañante seguramente estará feliz con este pequeño regalo. Del mismo modo, las fuentes para gatos enriquecen el ambiente de los animales enjaulados y también son una excelente forma de combatir los problemas de deshidratación crónica.

También se pueden colocar aquí y allá varios escondites: cajas o cestas con lados altos, cartón cortado, nichos, etc. ¡A tu gato le encantará colarse, echar una siesta o jugar!

Gato de interior: cómo hacerlo felizGato de interior: cómo hacerlo feliz

Por último, distribuir comida también puede ser una forma de mantener ocupado a tu gato en un apartamento. En la naturaleza, su búsqueda lleva tiempo: observación de presas, seguimiento y depredación a larga distancia, caza; ¡a veces no tiene éxito! En un apartamento, la comida para gatos se sirve directamente en el cuenco, ¡lo que ahorra mucho esfuerzo! Por lo tanto, puedes compensar esta deficiencia ofreciendo a tu amigo de cuatro patas un cuenco interactivo. El principio es obligar al animal a hacer un esfuerzo para conseguir su alimento, lo que lo estimula intelectualmente y hace que recupere su instinto de caza. Él era probado científicamente que el uso de este tipo de cuenco de juego aporta numerosos beneficios para el gato de interior: reducción de la ansiedad, reducción de la agresividad, abandono de conductas impuras, pérdida de peso, etc.

Nos divertimos más juntos

El gato doméstico es cada vez más sociable con las personas y la interacción con su dueño puede adquirir dimensiones importantes en su vida diaria. No dudes en ofrecerle juegos con diferentes accesorios, como un plumero, una caña de pescar o un láser. ¡Puede volverse completamente adicto a estos juegos! No sólo le ayudarán a mantenerse en forma, sino que también te ayudarán a construir una buena relación con tu pareja.

Gato de interior: cómo hacerlo felizGato de interior: cómo hacerlo feliz

Si le resulta demasiado difícil dedicar mucho tiempo a esto, puede pensar en adquirir un segundo gato. Pero si tomas esta decisión, es mejor hacerlo temprano porque el gato es un animal territorial más que social. Después de 2-3 años, sólo aprecia moderadamente la intrusión de otro gato en su territorio, aunque sea un gatito. Si te preocupa que tu pequeño compañero reaccione mal ante la llegada de un recién llegado, puedes empezar con esto ser una familia anfitriona para un gato esperando ser adoptado. Y si la experiencia va bien, ¡puedes tomar la decisión de emprenderla! Sin embargo, tenga en cuenta que para que la convivencia sea más fácil, es importante brindarles suficiente espacio y enriquecimiento para mantenerse ocupados de forma independiente. También se recomienda tener al menos una caja de arena por gato y guardarla por separado en el apartamento. Cada gato debe tener su propia zona independiente para dormir, comer y hacer ejercicio (caja de arena). También puede resultar útil utilizar Feliway Friends, una solución a base de feromonas naturales, para calmar a los dos gatos y evitar conflictos.

¡Incluso un gato de interior tiene derecho a salir a pasear al aire libre!

¡El hecho de que un gato viva dentro de casa no significa que no pueda salir de vez en cuando! De hecho, es posible acostumbrar a tu gato a llevar un arnés: algunas personas disfrutan mucho paseando con correa y esperan con ansias estas salidas.

Para no estresar a tu mascota, puedes llevarla a un pequeño parque para niños (preferiblemente por la noche fuera de las horas pico para estar en un ambiente tranquilo), ya que allí no suele haber perros y los toboganes y otras atracciones elementos Una solución ideal es un parque infantil para el gato.

La salud de tu gato es muy valiosa, pero te puede costar muy cara

Vacunación, control, accidente o enfermedad: las estadísticas muestran que los franceses gastan entre 150 y 200 euros al año en los gastos veterinarios de su gato. Esto es sólo un promedio, ya que la calificación puede aumentar rápidamente si hay un problema grave. No es raro que una operación cueste más de 1.000 euros, por ejemplo. Afortunadamente, existen pólizas de seguro que pueden reembolsar estos costos de atención médica.

¡Gato por ejemplo! ©2019-2023 – Todos los derechos reservados.

¿Cómo hacer feliz a tu gato? - 10 consejos para conseguirlo

En este vídeo de ExpertoAnimal compartimos las claves de la felicidad para gatos. Te enseñamos cómo hacer feliz a tu gato ...




Gato de interior: cómo hacerlo feliz

Gato de interior: cómo hacerlo feliz

Tener un gato de interior es una responsabilidad importante. Aunque estos felinos pueden ser más seguros dentro de casa, es esencial proporcionarles un entorno enriquecedor y satisfacer sus necesidades para garantizar su felicidad y bienestar. Aquí hay algunas respuestas a las preguntas frecuentes sobre cómo hacer feliz a tu gato de interior.

¿Cómo puedo mantener a mi gato de interior activo y estimulado?

Es fundamental proporcionarle a tu gato de interior suficientes estímulos mentales y físicos para evitar el aburrimiento. Algunas formas de lograrlo son:

  1. Proporcionar juguetes interactivos para gatos que desafíen su mente y los mantengan entretenidos.
  2. Establecer áreas de juego, como rascadores, árboles para gatos o túneles, donde pueden trepar y ejercitarse.
  3. Crear un ambiente enriquecido con estanterías altas o repisas donde puedan observar su entorno desde diferentes alturas.
  4. Jugar regularmente con tu gato utilizando varitas con plumas o juguetes que emitan sonidos.

Estos estímulos ayudarán a mantener a tu gato de interior activo físicamente y mentalmente.

¿Es importante enriquecer el entorno de mi gato de interior?

Sí, enriquecer el entorno de tu gato de interior es crucial para su bienestar. Tu gato necesita tener acceso a diferentes áreas de descanso y juego. Algunas formas de enriquecer su entorno son:

  1. Crear áreas cómodas para descansar, como camas acolchadas o mantas suaves.
  2. Proporcionar escondites seguros, como cuevas o cajas, para que tu gato pueda retirarse cuando se sienta estresado o cansado.
  3. Colocar rascadores en diferentes áreas de la casa para que tu gato pueda afilar sus uñas y estirarse.

Un entorno enriquecido no solo mantendrá a tu gato de interior feliz, sino que también ayudará a prevenir comportamientos no deseados como el rascado de muebles.

¿Cómo puedo satisfacer las necesidades de juego de mi gato de interior?

Jugar regularmente con tu gato de interior es esencial para satisfacer su instinto de caza y mantenerlo activo. Algunas recomendaciones para satisfacer sus necesidades de juego son:

  1. Establecer horarios regulares de juego para crear una rutina.
  2. Usar juguetes interactivos, como pelotas o ratones de juguete, que estimulen el instinto de caza de tu gato.
  3. Rotar los juguetes para mantener el interés de tu gato.
  4. Recompensar a tu gato con premios o golosinas después del juego.

Jugar con tu gato de interior fortalecerá el vínculo entre ustedes y proporcionará una forma divertida de ejercicio.

¿Es necesario llevar a mi gato de interior al veterinario regularmente?

Sí, es fundamental llevar a tu gato de interior al veterinario regularmente, incluso si parece estar sano. Los gatos pueden ocultar señales de enfermedad y solo un profesional podrá detectar problemas de salud. Además, es importante mantener las vacunas y tratamientos antiparasitarios actualizados.

Asegúrate de consultar a tu veterinario de confianza para determinar la frecuencia adecuada de las visitas y mantener a tu gato de interior saludable.

Mantener a tu gato de interior feliz requiere tiempo, dedicación y atención. Proporcionarle un entorno estimulante, satisfacer sus necesidades de juego y mantener su salud en óptimas condiciones son claves para que tu gato disfrute de una vida feliz y plena dentro de casa.

Fuente: DoverSense.com


Deja un comentario