Estrés en gatos: 11 señales a las que hay que prestar atención

Los gatos son animales fascinantes, independientes y llenos de personalidad. Sin embargo, al igual que los humanos, también pueden sufrir de estrés. El estrés en los gatos puede manifestarse de diferentes formas, y es importante prestar atención a las señales que nuestros felinos nos están enviando. En este artículo, exploraremos 11 señales clave a las que debemos prestar atención para detectar el estrés en nuestros queridos gatos y poder brindarles el apoyo y cuidado que necesitan. ¡No te pierdas esta guía informativa para mantener a tu gato feliz y saludable!

A pesar de su orgullosa apariencia de gran animal solitario, el gato es en realidad una especie de gran sensibilidad. Una nueva incorporación a la familia, la pérdida de un ser querido, una mudanza o simplemente el traslado de un mueble pueden preocupar a tu gato. De hecho, el gato es un animal territorial, muy apegado a sus pequeñas costumbres. Una interrupción en esto puede estresar rápidamente al gato y tener consecuencias para su salud. Por ejemplo, problemas de piel o de peso, infección de la vejiga, sistema inmunológico reducido… ¡Por eso es importante reconocer los signos de que tu bola de pelos está estresada!

Si recientemente ha notado que su gato presenta uno o más de los síntomas descritos en este artículo, es imperativo que lo haga.Identifica la causa de tu estrés y proporcionar medidas correctivas. Al cambiar de ambiente, asegúrate de devolverlo a sus viejos hábitos y entretenerlo con juguetes u otros accesorios (rascador, escondites, rascadores, etc.). También puedes pedir cita con tu veterinario, quien se asegurará de que tu gato no enferme y te ofrecerá sprays o difusores de hormonas calmantes.

1. Ralla los muebles

Si tu gato araña tus muebles de arriba a abajo (verticalmente), deposita feromonas allí. ¿El objetivo de quién? Marca tu territorio. ¡Este comportamiento es en realidad una señal de estrés! Para que Félix no se divierta con tus muebles, Instalar un árbol para gatos cerca de lugares donde ha desarrollado el hábito de rascarse. También puedes proporcionarle espacios donde se sienta seguro, por ejemplo en las alturas. Además, mantén un estilo de vida saludable (caja de arena limpia, comida de autoservicio de alta calidad, etc.) para reducir su estrés.


Estrés en gatos: 11 señales a las que hay que prestar atención
Crédito de la foto: iStock

2. Se orina por todas partes

Marcar con orina tiene el mismo significado que rayar los muebles. Si tu gato siempre ha estado limpio y de repente empieza a orinar y/o defecar fuera de la caja de arena, es posible que te estés haciendo algunas preguntas… Puede que esté intentando marcar su territorio. tras un cambio perturbador en el hogar (mudarse, adoptar un nuevo animal, tener un bebé, etc.). Este comportamiento anormal también puede estar asociado con este Problemas urinarios o falta de limpieza de la caja de arena.

3. Es agresivo

Tu bolita de pelo es muy simpática y cariñosa, pero lo tiene. comportamiento repentinamente cambiado y comenzó a volverse agresivo hacia usted y otros miembros de su familia? Si no siente dolor físico, probablemente esté experimentando un estrés severo causado por un cambio en su entorno.


Estrés en gatos: 11 señales a las que hay que prestar atención
Crédito de la foto: iStock

4. Ya no come o solo come

Anorexia y bulimia En los gatos, ambos expresan cierto nivel de malestar. Ya sea que tu bola de pelo tenga la costumbre de disfrutar de lo que le sirves y de repente se ponga de mal humor ante su plato o, por el contrario, se convierta por completo en un devorador de hombres voraz, seguramente se encontrará con algo que no le conviene. No adecuado.

5. Él simplemente maúlla

¿Tu gato maúlla excesivamente y se queja sin cesar sin motivo aparente? Si esto no es parte de su comportamiento habitual, infórmalo. definitivamente algo anda mal y te pide ayuda.

6. Se aísla

¿Tu amada evita tus abrazos o incluso tus caricias? Si tiene una nueva tendencia a aislarse, o incluso esconderse para no ser molestado Aunque este no es su hábito en absoluto, cuidado, nunca sucede sin una razón…


Estrés en gatos: 11 señales a las que hay que prestar atención
Crédito de la foto: marinwib/Piwabay

7. Él solo duerme

Ciertamente un gato pasa la mayor parte del tiempo durmiendo (unas 16 horas al día). Si notaste eso Tu gato duerme incluso más de lo habitual (¡Sí, es posible!), esto no es normal.

8. Se lava demasiado o muy poco

Si has notado que tu gato se acicala tanto que se arranca el pelo, o por el contrario, has notado que ya no se acicala nada, esto debería ayudarte: ponle una pulga en la oreja. Un gato adoptando un Comportamiento obsesivo puede ser una señal importante de esto depresión, una enfermedad que muchas veces resulta mortal para nuestros pequeños felinos. De hecho, un gato deprimido pierde el interés por la vida y se deja morir.


Estrés en gatos: 11 señales a las que hay que prestar atención
Crédito de la foto: iStock

9. Parece asustado

Si notas que tu gato parece tener miedo constantemente, probablemente algo le preocupa. Esta preocupación puede manifestarse cuando haces un movimiento repentino a tu lado o cuando escucha ruidos familiares (y sale corriendo para esconderse).

10. Tiene problemas digestivos

Al igual que en los humanos, los problemas digestivos en los gatos también son un signo de estrés. Si tu gato tiene diarrea o estreñimiento Incluso si no has cambiado su dieta (y no ha comido nada inusual), eso significa que algo le está molestando.

11. A menudo está enfermo

El estrés crónico puede tener graves consecuencias para la salud de tu gato debilitar tu sistema inmunológico. Si su gato ha tenido recientemente episodios repetidos de enfermedades infecciosas o autoinmunes, esto puede ser un signo de malestar intenso.

fuente

También te gustará:

5 consejos para calmar a tu gato o aliviar el estrés

Mi gato no ronronea: ¿debería preocuparme?

15 señales de que tu gato está enfermo


Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Deja un comentario