Cómo preparar a tu gato para el nacimiento de un bebé: 6 consejos a seguir

Tu gato ha sido tu fiel compañero durante años, pero ahora que estás esperando un bebé, es importante prepararlo para esta nueva etapa en tu vida. La llegada de un nuevo miembro a la familia puede ser un cambio drástico para tu gato, y es fundamental asegurarte de que se sienta cómodo y seguro durante este proceso. En este artículo, te daremos seis consejos que te ayudarán a preparar a tu gato para el nacimiento de tu bebé. Sigue leyendo para descubrir cómo crear un ambiente tranquilo y armonioso en tu hogar, asegurando así una transición suave para todos los miembros de tu familia, tanto humanos como felinos.

El nacimiento de un bebé en la familia es un acontecimiento alegre para los padres, pero puede resultar especialmente abrumador para un gato. De hecho, el gato es un animal muy apegado a su vida cotidiana y el más mínimo cambio en su entorno puede provocar estrés, celos o incluso agresión. Para evitar estos extremos y conseguir que la convivencia vaya bien, aquí te damos algunos consejos a tener en cuenta antes de que nazca el niño.

1. Crea asociaciones positivas

Para que tu gato se acostumbre a los olores y sonidos que puede emitir un bebé, no dudes en estimular su apetito. Al jugar con él o abrazarlo, primero aplica una crema para bebe en tus manos. Tan pronto como lo huela, recompénselo con una golosina.

Además, déjelo escuchar con regularidad. sonidos de bebe. Y dale un premio cada vez que escuche. Estas pequeñas acciones diarias permiten que tu gato asocie estos elementos con él sentimientos positivos. Si el bebé está ahí, no lo verá como una amenaza.

2. Instale muebles nuevos con anticipación

El nacimiento de un bebé no es sólo organizativo, sino también un verdadero trastorno.Plano de planta de la casa. ! De hecho, es necesario adquirir muebles nuevos, como una cuna, una trona o incluso un cambiador.

Sin embargo, como se mencionó anteriormente, los gatos se ven particularmente afectados. sensible al más mínimo cambio. ¡Incluso el simple hecho de cambiar la ubicación de un mueble puede molestarlos! Para evitar estresar excesivamente a su gato, asegúrese de instalar estos nuevos accesorios de cuidado infantil varias semanas antes del nacimiento. Esto le permitirá para familiarizarse con cuidadosamente con estos nuevos objetos.

Y si no quieres que duerma en la cuna, deberías pensar en colocarlo materiales desagradablescomo papel de aluminio, ¡por eso quiere volver!

3. Preservar sus refugios

Es especialmente importante dejar que su gato control sobre su territorio. Si empiezas a poner patas arriba todas las habitaciones de la casa, tu gato ya no podrá orientarse, lo que le provocará estrés.


Cómo preparar a tu gato para el nacimiento de un bebé: 6 consejos a seguir
Crédito de la foto: iStock

Así que cambia sólo lo necesario y asegúrate de hacerlo siempre. paso a paso. Por ejemplo, si la caja de arena de tu gato está en la futura habitación del bebé, Muévelo unos centímetros cada día. ser trasladado a la nueva ubicación con varios meses de antelación. ¡El objetivo es no apresurarse! Además, no toques sus puntos de observación elevados ni sus camas favoritas para que pueda refugiarse allí cuando sienta la necesidad. hubieras entendido Tu gato no debe desorientarse.

4. Usa feromonas

Para’Calma a tu gato No dudes en utilizar feromonas sintéticas a la hora de colocar muebles nuevos, reorganizar habitaciones o incluso preparar la habitación del niño.

Estos son similares a los de nuestros amigos gatos y cuáles«Terminan en todas partes». gracias a sus garras y su orina. Las feromonas les permiten hacer esto. marcar su territorio, es decir, los lugares donde se sienten seguros. Entonces solo tienes que hacerloRocíelo sobre los nuevos elementos del mobiliario. O utiliza un difusor de feromonas en las habitaciones de la casa para calmar a tu gato.

5. Acostúmbrelo a que le corten las garras.

Para’Evita cualquier incidente, definitivamente debes adquirir el hábito de cortarle las garras a tu gato aproximadamente una vez al mes. De hecho, la piel de los bebés es especialmente sensible y tu gato podría lastimarla sin querer.

Si realmente te resulta imposible cortarle las garras a tu gato, debes acudir a veterinario cada mes.

6. Céntrate en los olores

Después de que nazca el bebé y unos días antes de llevarlo a casa, debes pedirle a un ser querido que lo lleve contigo. algunas de las cosas del niño y llévaselo a tu gato.

De esta manera, tu bola de pelos podrá descubrir este nuevo olor a su antojo, sobre todo porque está asociado a tu olor. Esto le permitirá Acostúmbrate suavemente a esta nueva presencia.

También te gustará:

5 buenas razones para tener un gato si tienes un hijo

9 enfermedades que tu gato puede transmitirte

Gato y mujer embarazada: ¿cuáles son los riesgos?


Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Deja un comentario